15 years sister city ship with Bariloche

Quince años después, Bariloche y Aspen refuerzan su hermandad

Intercambios estudiantiles, médicos, de esquiadores, capacitaciones de bomberos, la promoción del esquí adaptado, donaciones para el hospital e incluso un casamiento entre dos jóvenes que participaron, alguna vez, de intercambios de estudiantes.

Quince años se cumplen del convenio de hermandad entre las ciudades de Aspen, en Estados Unidos, y Bariloche. Los integrantes del comité se encargan de repetir una y otra vez, que “esta relación fue una ventana de oportunidades” y ponen como ejemplos, convenios con otras ciudades hermanas “que no pasan que visitas protocolares”.

En el 2001, Griff Smith, coordinador del comité de hermandad por parte de Aspen, trabajaba en un colegio secundario donde se enseñaba español y buscaban una ciudad para promover intercambios estudiantiles que, al igual que Aspen, tuviera un centro de esquí. No había muchos casos en Sudamérica.

“La relación entre ambas ciudades nació por el hecho de tener una actividad deportiva en común: el esquí”, señaló Gustavo Ezquerra, presidente del Comité de Ciudades Hermanas en Bariloche.

Griff es contundente: “¿Qué nos decidió por Bariloche? La gente, su energía. Tenemos mucho en común. Sembramos una semilla y aun no sabemos cuál es la cosecha. En todos estos años, sobrepasamos los 200 aspeninos que han venido a Bariloche y los 200 barilochenses que nos han visitado en Aspen”.

En 2003, el cirujano traumatológico estadounidense, Mark Purnell, reconocido a nivel mundial, comenzó a frecuentar Bariloche para encabezar cirugías de rodilla en el hospital zonal. Desde entonces, delegaciones de médicos de diversas especialidades también visitan la ciudad, especialmente en mayo, cuando culmina la temporada invernal en Aspen. A la vez, profesionales barilochenses han tenido la posibilidad de conocer Aspen Valley Hospital.

El amplio abanico de necesidades en el hospital público de Bariloche no pasó desapercibido ante los profesionales de Aspen y en los últimos años, incesantemente, llegaron todo tipo de donaciones. Desde 400 sillas de ruedas entregadas en comodato a quienes las necesitan hasta todo tipo de equipamiento médico, como clavos y prótesis para rodillas y hombros, artroscopios para cirugías traumatológicas, desfibriladores que fueron distribuidos a los cinco cuarteles de bomberos, entre tantas otras.

“Es una oportunidad no sólo de conocimiento sino un estímulo para medirnos con profesionales de primer nivel. Una médica de Aspen nos dijo: ‘no puedo creer que lleguen a los mismos resultados que nosotros con tan pocas herramientas´. Se asombran de la pasión con la que trabajamos con nuestros pacientes”, subrayó Enrique Santillán, jefe del Servicio de Rehabilitación del hospital zonal.

El médico Mark Purnell, integrante del Rotary Club de Aspen, logró reunir alrededor de 500.000 pesos que ya envió al club rotario de Bariloche para equipar los hospitales de Pilcaniyeu, Comallo e Ingeniero Jacobacci.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *